Más que interesante entrevista a uno de los emprendedores con mayor imaginación de la tierra y parte del Universo (SILBERIUS DE URA)

Realizada por EmprendedorErasmus

Silberius de Ura tomando un cafe

Silberius de Ura vió la luz por primera vez en Bilbao el 5 de enero de 1969. Sus primeros recuerdos de infancia, los primeros amigos y la vida en su barrrio están ligados a la ciudad vasca hasta que cumplió los cinco años. Después, regresó al pequeño pueblecito burgalés de Ura, de donde era natural su madre. Eran los setenta y sin embargo en Ura se vivía casi como en la Edad Media. No había luz, ni agua corriente y mucho menos un baño. En aquellos años, sólo se podía acceder a la aldea por un camino de barro que muchas veces estaba impracticable por las inclemencias del tiempo. Esos recuerdos y esas experiencias han calado profundamente en mi alma como artista actualmente. Todo lo que hago guarda una relación con aquella etapa de mi vida. Creo que lo que siempre busqué fue la manera de enlanzar lo viejo y lo nuevo. 

Desafiando a los gigantes de la mancha

Actualmente Silberius de Ura vive en Covarrubias, villa castellana que guarda la esencia de los tiempos de gloria del Reino de Castilla. Hablamos de uno de los pueblos con más historia de España y también de una de las localidades más bonitas del país. Vine hace trece años y me enamoré de la localidad. Lo cierto es que se ha creado una comunidad de artistas realmente relevante en el pueblo. A través del búnquer cultural, nuestro espacio creativo, damos rienda suelta a nuestra imaginación y también a nuestros proyectos. Lo que ocurre es que hoy en día la televisión está creando zombis. Apenas hay debate serio ni búsqueda de la verdad. Se nos ofrece una cultura prefabricada y la libertad del individuo muchas veces se ve alterada.

Silberius de Ura, a pesar de lo que muchos puedan creer, no es un personaje o una invenciónSilberius de Ura se sirve del hecho artístico porque es una oportunidad única para poder expresar su maravilloso e intenso mundo interiorEl hecho artístico es una excusa para exponer algo que de otra forma no me atrevería a hacer. Yo era el tío más tímido del mundo. Me escondía hasta de mi sombra. Y por eso no podía expresar lo que realmente quería expresar. No hay ninguna diferencia entre mi faceta como artista y como una persona más de la calle.

Silberius y su entrevista con TVE

Tengo la sensación de que Silberius de Ura es feliz porque vive en plenitud lo que es, un ser humano con un montón de matices diferentes. Se define a si mismo como un pensador y un buscador de respuestas. Soy como un Neanderthal que llegó hasta la orilla del mar y se le permitió saltar. Me siento así. Porque los miedos no son una barrera que está bajada, son una advertencia. Y es una advertencia que tiene que permitirte continuar. He ido perdiendo el miedo con el tiempo y ahora hago realmente lo que me gusta. Cuando visito un colegio les digo a los chavales que estoy de vacaciones. Creo que siento así gracias a mi fantasia infantil. Para mí todo esto es una forma de vivir. Si el dinero no existiese te aseguro que seguiría haciendo lo mismo.

Actualmente, la despoblación es el principal problema al que se enfrentan las zonas rurales en España. Es una lucha desigual, como lo fue la de David contra Goliat. Y es que a los lobbies políticos y empresariales parece no importarles demasiado este problema. Va a ser complicado detener este proceso y de seguir así los pueblos están condenados a la extinción. A la administración no le interesamos. Creo sinceramente que somos nosotros los que debemos sacar esto adelante. Además, te diré que vivir en Covarrubias no es barato. No existen ayudas realmente y luego está el tema de internet. En el discurso de la Cereza de Oro advertí que nuestra pueblo no podía convertirse en un parque temático. O nos unimos y presionamos a las administraciones o creo que poco podremos hacer para solucionar un problema tan grave. 

Silberius cree realmente que debemos entre todos crear un mundo mejor.  Y para conseguirlo, hace falta una mejora a nivel individual. Se trata de contar lo mejor de nosotros mismos para poder así inspirar a otras personas. Es una semilla que se ha de cultivar y es muy triste realmente que no exista esa conciencia. Lo colectivo es una trampa, porque los verdaderos cambios deben ser individuales. Siempre digo que la mejor forma de destruir a una persona es llevarle el desayuno a la cama todos los días. Al cabo de cinco semanas se habrá convertido en una exigencia, en algo imperativo. El problema es que todos esperan siempre a que alguien haga algo. Esperamos al mesías, pero te diré que sin imaginación y sin fantasía no puedes solucionar ningún problema. Ahora, si te digo que soy el tío más feliz del planeta. No se realmente si podrás encontrar a alguien más feliz que yo. Por eso me parece fundamental compartir una visión mágica del mundo.

Silberius es a Facebook lo que fue el Armstrong a la Luna. Sus posts son inteligentes, atrevidos, frescos y sobretodo muy originales. Llegué a esta red social en una época en la que tenía en Burgos un estudio de diseño. Muchos clientes ya me preguntaban por Facebook en aquel momento. Los años me han permitido conocerla bien y creo que es una herramienta maravillosa para compartir ideas y para recibir ideas también a las que no tenía acceso. Yo creo sinceramente que se trata de una gran herramienta. Me gusta también por el diálogo que genera, ese Feedback que es tan importante para mí.

Ojos de Silverius de Ura

 

¿A estas alturas de entrevista, puede contarme un recuerdo bonito de su trabajo? Claro. Hace dos semanas ofrecí un concierto didáctico para los pacientes del área de Psiquiatría de Burgos. Llevaron a una señora muy mayor en su silla de ruedas. Llevaba mucho tiempo sin comer bien y no hablaba. Durante un momento toqué unas campanas tubulares y decidí darle una a ella. Las empezaron a hacer sonar. Ella levantó la cabeza y me respondió. Yo cantaba y ella hacia lo mismo. Las enfermeras y el personal médico no daban crédito y yo por unos instantes me sentí la persona más feliz del mundo. La música es la mejor terapia para el cuidar el alma, de eso no hay duda. 

Hoy en día Silberius ha hecho un pacto con el río de la vida y se deja llevar. La corriente es tranquila y sosegada y las aguas acarician su alma y la hacen sonreir. No tengo ninguna pretensión la verdad. Siempre digo que me gustaría viajar y hacer conciertos en otros países, pero es sólo una reflexión. Mi vida me gusta mucho tal y como es. Nuestra vida no puede asociarse al confort de un sillón. La vida es muy valiosa y podemos perderla en cualquier momento. Creo mucho en la autodisciplina y también en el sentido de velar por ti mismo, por tu cuerpo y por tu salud mental. Tenemos que querernos y mucho y mantener un cuerpo y uno hábitos saludables. Nadie, ni pastillas ni televisión van a venir y van a arreglar tu mundo

Silberius ama las pequeñas cosas de la vida y el instante presente. Su pueblo natal Ura sigue siendo el lugar donde guarecerse en los días de sol y también en las noches de tormenta. Ura es mi refugio espiritual y me gustaría terminar esta entrevista diciéndole a la gente de nuestros pueblos que vivimos en el paraíso. Nuestros pueblos son únicos y su belleza es espectacular. Además atesoran una riqueza cultural e histórica impresionantes. Por eso debemos creer en ellos y en la creación de vida en los mismos. Vivimos en una zona absolutamente privilegiada y debemos creer en nosotros mismos y en las posibilidades de nuestros municipios. Los mesías no existen, pero si tenemos nuestra lucha colectiva e individual para cambiar nuestro presente y nuestro futuro. Todo está en nuestras manos.

El pin feliz de la vida     Quien busca la felicidad fuera de sí es como un caracol que caminara en busca de su casa.

Constancio C.Vigil (1876-1954) Escritor y periodista uruguayo.