Entrevista para Canal 8 de Soria sobre Repuebla

Quería contarlo todo desde dentro del programa

Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Jamás podré olvidar esta maravillosa cita de Machado. Es uno de mis poetas predilectos. Consiguió desde que comencé a leerle en mi adolescencia, que la búsqueda de mis respuestas fuera una de las grandes prioridades de mi vida. Y así ha sido. Para mi el camino emprendido lo es todo. Cada paso, cada huella, cada zancadilla, cada derrota y por supuesto también, todas las victorias.

Que es la vida sino un túnel sin demasiada luz y sin un final claro. Un túnel con piel de lobo que hemos de atravesar para llegar a un final que nunca está escrito. Y esta travesía da miedo. A mi por lo menos me pone los pelos de punta y me hace temblar. Y aun así, tu y yo sabemos que la única manera de alcanzar el conocimiento es seguir caminando. Siempre, sin importar nada ni nadie. Caminar respirando nuevos aires, a veces turbios y sombríos. Pero siempre respirando. Las pasadas navidades llegaron pronto y me encontraron sumido en un mar de dudas buscando respuestas sobre el Programa Erasmus Para Jóvenes Emprendedores. En su web encontré una lista mágica de los contactos existentes en Europa.

Entrevista a emprendedor erasmus

Elegí pensando en la cercanía o tal vez en el cariño que pudiera tenerle a la ciudad y me decanté por Santander. Direis que no estoy bien de mis cabales, pero Santander siempre fue el puerto del Reino de Castilla y la ciudad marítima más querida por todos los burgaleses. Y cogí el teléfono y me anime a llamar. Y al otro lado encontré una voz maravillosa que me invitó a interesarme todavía más sobre este programa europeo y a visitar de nuevo su web. María Luisa Melón Ruiz fue desde el principio ese ángel que muchas veces necesitamos los emprendedores para tomar una decisión que puede cambiar nuestras vidas. Porque yo personalmente creo en el cambio, pero he de admitir que da bastante miedo. Y debo decirte que de verdad en aquel momento estaba acojonado.

Volví a visitar la web del Programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores e intente empaparme de toda la información que proporciona. Observé que está presente desde hace diez años en 36 países en Europa. Además, están inscritos casi 2500 emprendedores y empresarios del viejo continente. Datos que llamaron mi atención y me hicieron pensar en un proyecto de empresa alternativo. Porque yo tenía muy claro que quería crear una empresa de Marketing de Contenidos. Pero además, observé que nadie había elaborado un blog para contar la experiencia vivida dentro del programa.

Y empecé a pensar que este blog en el que ahora escribo podría ser un puente de conexión para todos aquellos que quisieran sumarse a esta aventura. Los temores se atenuaron y la confianza en mi y en mis posibilidades volvió al centro de mi vida. Volvía a ver la luz en ese inquietante túnel. Había hecho una primera llamada a la que seguirían muchas otras y había comenzado un camino y un sueño con un nuevo proyecto, EmprendedorErasmus.

 No creo en la casualidad ni en la necesidad; mi voluntad es el destino.

Jhon Milton (1608-1674) Poeta inglés.

 

 

 

 


Los puentes son geniales para invertir en Europa

Los sueños siempre nos mantienen con vida

Babe Ruth, uno de los mejores jugadores de beisbol de todos los tiempos, afirmó que no se puede derrotar a quien no se rinde. Como emprendedor erasmus te diré que es verdad. La derrota no existe si no dejas de buscar la victoria. Con esta cita titule una de las entrevistas publicadas en PinaresNoticias de las que guardo mejor recuerdo. Se la hice a Pedro, un gran amigo del pueblo que siempre tuvo que enfrentarse a grandes dificultades en su vida. Siempre salió victorioso. En cierto modo, fue un gran emprendedor de sueños.

emprendedor erasmus coge el tranvia para ir a trabajar

Porque son los sueños los que nos mantienen con vida. Los sueños son el reloj que da vida a nuestro corazón y que lo hace palpitar y seguir viviendo. Los sueños son como las sonrisas de un niño, honestas y maravillosamente tiernas. Por eso amigo, un buen consejo: por nada del mundo dejes de soñar. Esta aventura comenzó en Lisboa durante el verano de 2017. Necesitaba un cambio en mi vida y acepté un trabajo en Atención al Cliente en una multinacional llamada Sitel.

emprendedor erasmus de fiestuqui en Lisboa

El primer mes fue arrollador. El trainning me devolvió a los tiempos universitarios y a esa excitación por aprender al máximo para hacer un trabajo impecable. Sin embargo, después de dos meses, el trabajo se volvió anodino y muy aburrido. Fue entonces cuando recordé todos los esfuerzos que hicieron mis padres para conseguir que la empresa familiar fuera exitosa en en el tiempo. Pensé que por mis venas corría sangre de emprendedor y fue así como dí con el Programa Europeo para Jóvenes Emprendedores Erasmus. Lisboa fue maravillosa, al menos durante los tres meses del verano. 

Después, volví a casa para reflexionar sobre qué es exactamente lo que quería hacer con mi vida. Viví lo que muchos habréis vivido, la pérdida de respuestas y de seguridad personal sobre el camino emprendido. Volví a preguntarme quién era yo y qué es lo que quería hacer con mi vida y llegué por casualidad a este programa europeo. Después todo fue sencillo. Una llamada de teléfono y la sensación de que había encontrado una nueva ruta para volver a ser feliz personal y profesionalmente. Pero esta es otra historia. Otra maravillosa historia que todavía está por contar.

Porque el destino siempre es el que baraja las cartas, pero somos nosotros los que jugamos la partida (William Shakespeare).