Gemma Maeso con su familia en las bodas de oro de sus padres

El pueblo es el lugar ideal si quieres ser feliz

Te diría que sonríe como una niña. Tal vez porque lo es. Y es que Gemma Maeso se siente cómoda en ese refugio mágico que es la infancia. Un lugar único donde nadie juzga una sonrisa o la búsqueda de la felicidad. Felicidad que le devuelven sus recuerdos, los de infancia y adolescencia, los de Salas y su familia. Sus mejores momentos guardados en un alma inquieta siempre dispuesta de nuevo a volar. Gemma Maeso vino para cambiar el mundo y hacerlo más bonito un 3 de abril de 1971.

Gemma Maeso con su familia en las bodas de oro de sus padres
Gemma Maeso junto a su familia en las bodas de oro de sus padres

Era la segunda niña del matrimonio formado por Antonio apodado el negro y Victoria. Juncal había sido la primera y después llegarían Víctor y Adrián, sus hermanos varones. Tuve una infancia maravillosa. El pueblo es un lugar ideal para crecer feliz. Pasábamos mucho tiempo jugando. A la comba, al escondite, al bote bote, a los chanflos, a los cascarrillos o a las carreras ciclistas. Además, recuerdo también aquel gran Colegio, el San José. Nos formamos en valores. Algo que hoy en día echo mucho de menos.

Gemma Maeso en uno de los monumentos más reconocidos de la bella ciudad de Pamplona
Gemma Maeso en uno de los monumentos más reconocidos de la bella ciudad de Pamplona

Es trágico y triste pensar que la naturaleza habla mientras el hombre no escucha decía Víctor Hugo. Una afirmación que Gemma ha llevado siempre impresa en el corazón. Y es que los animales y la naturaleza son actualmente dos de los motores más importantes de su vida. Es curioso porque de niña no tuve nunca contacto con los animales. Sin embargo, al llegar al instituto el Pucho me regaló un cachorro de Ludna, su pastora Vasca. Amís llegó a mi vida. Y lo hizo como un vendaval de felicidad. Sin embargo, al morir el duelo se hizo eterno y llegué a necesitar ayuda. Jamás he vuelto a tener un animal en propiedad. Por eso Facebook es hoy su ventana al mundo. Le permite denunciar el maltrato y el abandono al que se ven sometidos muchos animales en la actualidad.

Gemma Maeso con uno de sus mejores amigos

A nivel profesional, el Turismo es su gran pasión. Gemma es Técnico de Empresas y Actividades Turísticas. Su primera gran oportunidad le llegó de la mano de Carlos Olalla, que abrió una franquicia de Alpinatur en Burgos. Después trabajaría también en Viajes Sol y Nieve. En 1995 la Diputación de Burgos hizo una selección de personal para el yacimiento romano de Colonia Clunia Sulpicia en Peñalba de Castro.

Salvando a un buitre herido
Preciosa foto con un buitre al que trataba de salvar

Aquella experiencia marcó decisivamente mi vida profesional. Fue entonces cuando me di cuenta de que el turismo era realmente el campo profesional en el que era feliz. Por eso siempre he estado ligada directa o indirectamente a este sector. Hasta hace muy poquito he estado trabajando en el yacimiento romano de Clunia. Un lugar maravilloso que tiene una belleza y una magia muy especiales.

Un día de trabajo en Clunia, su lugar favorito en el mundo
Un día de trabajo en Clunia, su lugar favorito en el mundo

Y es que en el fondo Gemma es todavía una niña que le sonríe a las pequeñas cosas que tiene la vida. Esos pequeños rincones, con sus historias, con su pasado, con las huellas que dejó el hombre. Esos lugares ocultos a la vista de quien no quiere ver. Por eso Gemma se emociona al pensar en el lugar que le vio nacer y en su potencial turístico.  Necesitamos más implicación social y más unión. Sad Hill es un ejemplo maravilloso de cómo hacer bien las cosas. Yo creo en la zona. Con toda mi alma. Creo sinceramente que hay un gran potencial. Pero debemos trabajar unidos, como comarca. Y realmente creer en lo nuestro. Eso por encima de todo.

Preciosa foto en la que se le ve en un maravilloso día de nieve en Sad Hill
Gemma disfrutando de un día de nieve en el mítico escenario de Sad Hill

Decirte que a nivel personal ahora mismo soy muy feliz.  He aprendido a sonreír incluso cuando las lágrimas se hacen eternas. Tengo una vida plena y muy equilibrada. Soy quién quiero ser. Y es que no olvidemos que la felicidad se alcanza cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía (Mahatma Gandhi).

Tal vez estas entrevistas puedan interesarte también:

https://emprendedorerasmus.com/la-autoedicion-ha-sido-mi-camino-a-seguir/

https://emprendedorerasmus.com/entrevista-a-manel-gil-inglada/

https://emprendedorerasmus.com/azu-ubierna/

 

 

 


Las ranitas felices

Ten éxito y se feliz en tan solo cinco pasos

La cara sonriente de la vida

Vamos demasiado deprisa, esa es la verdad. Tenemos multitud de obligaciones diarias. El trabajo, la familia, las obligaciones. Incluso las aficiones se convierten en algo rutinario y frío. Y es porque no hemos aprendido a disfrutar. Tomarse la vida con calma es algo absolutamente esencial. Evitas la ansiedad y evitas también la frustración. Y es que no somos máquinas perfectas. Sólo intentamos ser seres humanos que deben enfrentarse  a un montón de cambios durante su vida. Por eso, la clave de la felicidad se encuentra en la aceptación de lo que somos y de lo que deseamos ser.

Corazon de emprendedor felizSimplificar las cosas y restarles importancia es una de las grandes claves para ser feliz. Yo como emprendedor erasmus te diré que ese equilibrio en la vida es esencial para alcanzar el éxito personal y profesional. Por eso, si lo tuyo es la empresa, tienes primero que lograr un balance positivo con todo lo que hagas en tu vida.

En este sentido la psicóloga Meg Selig, autora de Changepower! 37 Secrets to Habit Change Success (Routledge) cree que la solución radica en poner al frente de nuestro cerebro al pensador. Lo aborda en profundidad en un artículo publicado en Psychology Today. El pensador, comenta la autora, es el córtex prefrontal. Se trata e un área dedicada a la planificación de comportamientos cognitivamente complejos. Entre ellos la expresión de la personalidad, los procesos en la toma de decisiones y la adecuación del comportamiento social.

Nenufares blancos flotando en el agua

Pero solemos emplear la ansiedad para sobrevivir en momentos de gran estress activando nuestro lado más salvaje y animal. Por eso es importante recurrir a diferentes mecanismos que nos devuelvan la paz y el equilibrio interiores. Retomamos así las riendas de nuestra vida, algo de vital importancia para tomar buenas decisiones. Nos alejamos así de pensamientos negativos y para vivir una vida más plena y feliz. Algo esencial para participar en el programa europeo para Jóvenes Emprendedores Erasmus. 

Los besos y los abrazos te harán más feliz

Expresar físicamente cariño es esencial para el bienestar de cualquier persona. La ciencia ha conseguido demostrarlo. Laura Berman, investigadora de la Escuela de Medicina Feinberg, puedo demostrarlo con un estudio sociológico. Y es que analizó el comportamiento de 2000 parejas. Aquellos que sólo se besaban cuando hacían el amor tenían ocho veces más posibilidades de sufrir estrés y depresión que aquellos que lo hacían con mayor frecuencia. “Besarse alivia el estrés y crea un sentimiento de conexión, lo que libera endorfinas, que son los químicos que contrarestan la depresión y la ansiedad.

Caricatura de un beso

Disfruta haciendo ejercicio

Creo que todos conocemos el bienestar que provoca el ejercicio físico. El problema es que con los años vamos descuidando un hábito saludable que debe mantenerse en el tiempo. El deporte regula la liberación de la serotonina, un neurotransmisor considerado como el químico de la felicidad. La Asociación Americana de la Ansiedad y la Depresión recomienda al menos 30 minutos al día de actividad física. Y además, también es recomendable llevar una alimentación sana.

Evitar el tabaco y alcohol y llevar una vida tranquila y relajada. Son consejos muy simples y todos los conocemos, pero son pocos los que realmente los siguen a rajatabla. Ellos tienen la puerta abierta a la felicidad y al éxito personal y profesional.

Niños haciendo deporte

Busca el mejor momento para vencer la ansiedad 

La ansiedad es un enemigo invisible y poderoso. Y es que no es fácil eliminar de golpe todos nuestros problemas y preocupaciones. Por eso parece inteligente buscar los mejores momentos del día para pensar en aquello que hace nuestras vidas más complicadas. En realidad son cinco pasos que qualquiera puede poner en práctica. En primer lugar, hay que identificar el objeto de la preocupación.

Se trata de buscar el mejor momento y lugar para pensar sobre ello. Tenemos que evitar que nuestra atención hacia el problema se vaya del tiempo programado. Y es que ese tiempo tiene que emplearse de forma productiva siempre pensando en poner remedio a nuestros problemas.

https://emprendedorerasmus.com/wp-content/uploads/2019/03/Aprendiendo-a-relajarse-y-ser-feliz.jpg

Escribe sobre aquello que te preocupa

Expresar nuestros miedos y darles un rostro a nuestras preocupaciones es esencial para poder vencerlos y finalmente superarlos. Una investigación de la Universidad de Colorado ha llegado a concluir que escribir nuestros problemas ayuda a eliminarlos de nuestra mente. Permite reevaluar la situación.

Así es menos probable que uno vuelva a preocuparse por los mismos problemas. Es algo así como ponerle rostro y alma a los fantasmas que nos atormentan para poder sonréir y perderles el miedo.

Vamos a escribir un cuento tu y yo

Deja de preocuparte por tu salud

Y por fin te voy a dar un último consejo. No te preocupes en exceso por tu salud. Con esto no quiero decir que no cuides tu bienestar haciendo deporte y comiendo adecuadamente. No, no van por ahí los tiros. Lo que quiero que entiendas es que no debes generar demasiada ansiedad pensando continuamente en tu salud. Y es que tenemos demasiados estímulos todos los días. Sobretodo por culpa de la televisión y también de la publicidad. Hay mil y un gurus que dicen conocer todos los secretos para alcanzar la felicidad.

Y esto no es necesariamente así. Tú debería de ser la persona que más sabe sobre ti mismo. Y tu por lo tanto deberías de ser también el patrón del barco de tu vida. Vive feliz haciendo lo que te gusta y sobre todo sigue en todo momento el rumbo que marque tu corazón.

Los globitos y el niño feliz