Burgos y su paseo del Espolon durante la primavera

Burgos, joya europea donde emprender y vivir

Vivir y trabajar en Europa sigue siendo el sueño de muchos ciudadanos que viven en otros lugares del mundo. Con la llegada de la CEE todos los países miembros han ido creciendo e igualándose en oportunidades sociales y laborales. Además, el programa europeo Erasmus para Jovenes Emprendedores es una herramienta esencial para emprender con éxito en el viejo continente. Europa además se ha convertido en un espacio seguro para la inversión. Es importante considerar también que Europa es una potencia turística. Varios de los países que la componen están entre los más visitados del mundo. Por eso, creo que esta selección de las mejores ciudades europeas en las que vivir resulta muy interesante. Veamos cuáles son:

Union de las banderas europeas
Acto europeo en el que pueden verse todas las banderas de los países miembros de la CEE

Zurich

Esta encantadora ciudad suiza es para muchos una de las mejores ciudades para vivir en Europa. Es cierto que no tiene playa. Sin embargo, si hablamos de calidad de vida Zurich es una de las mejores urbes en las que vivir e invertir. Su sistema bancario es excepcional. Goza de un sistema sanitario de una gran calidad. Además, cuenta con un sistema educativo de primer nivel. Tiene además tres de las más importantes aseguradoras del mundo. También dispone de bancos de enorme poder y confianza. Es un lugar ideal para invertir porque tiene una baja imposición en tasas. Es muy destacable también su maravilloso clima cultural con su coqueto barrio antiguo como uno de los focos más importantes. Y qué decir de la calidad de su chocolate y de sus relojes. Zurich es sin duda una de las mejores ciudades europeas en las que vivir.

Munich

Está considerada como una de las grandes potencias europeas y ha sido y sigue siendo el destino para miles de jóvenes que buscan una nueva oportunidad laboral en sus vidas. Alemania es sin duda uno de los mejores países en los que vivir en Europa. Munich destaca sobre todo por ser la ciudad más segura del país. Es la meca además de la cultura de la bici en las calles y de los beergardens (bares con verdes terrazas).  Además está situada muy estratégicamente si lo que queremos es viajar y conocer nuevos lugares. En dos horas podemos presentarnos en Italia en coche y en seis llegaríamos al mediterráneo.  Su vida nocturna es además muy variada e interesante.

Vienna

Sigue siendo a día de hoy la joya europea por excelencia. Ha sido coronada varias veces como la mejor ciudad del mundo en la que vivir. Goza de una gran estabilidad política. Su transporte es sumamente eficiente y es que un ticket único por día puede costar tan sólo un euro. Tiene además muy buenas infraestructuras y servicios. Su oferta cultural es de gran calidad. Va desde la Ópera hasta festivales de todo tipo. Es la ciudad ideal para hacer compras. Vienna además ha sido elegida como smart city debido sobretodo al uso de las energías renovables. Por eso es innegable que la ciudad de Mozart es uno de los mejores destinos europeos en los que vivir.

Copenhagen

La joya danesa es otra de esas ciudades maravillosas para vivir en Europa. Su arquitectura es sin duda sublime. Además sus medidas urbanísticas concentran gran parte de la actividad en el centro. Eso permite vivir cómodamente en el extra radio y tener una comunicación perfecta con el centro de la ciudad. Por eso es también una de las mejores ciudades para vivir y tener familia. Su jornada laboral termina a las 17:30 de la tarde y los fines de semana son para disfrutar. ¿Quién puede negarse a una vida así? 

Burgos

Burgos es una de las joyas de norte de España. Fue el germen del Reino de Castilla y su capital durante gran parte de su historia. Burgos es además una de las ciudades monumentales más importantes de Europa. Su centro histórico es simplemente maravilloso. Su catedral gótica se encuentra también entre las más bellas de Europa. Goza de interesantes museos, entre los que destaca del de la Evolución Humana. Su Castillo se conserva en un gran estado y pasear por sus calles es simplemente retroceder a la edad media. Tiene también un gran repertorio de hoteles de primer nivel y de restaurantes donde degustar el queso, la morcilla, el lechazo y el vino como mejores productos de la gastronomía local. Es una ciudad pequeña que permite vivir de forma muy tranquila. Burgos es por lo tanto una de las mejores ciudades españolas y europeas en las que vivir.